APACID y CEECID

SERVICIOS

PROGRAMA DE VIVIENDAS

Los servicios residenciales para personas con discapacidad tienen por objeto cubrir una necesidad vital de este colectivo, en un medio digno, lo más normalizado posible, en el que poder desarrollar su derecho a la intimidad y a la autonomía personal, en función de la capacidad de cada persona.

El objetivo del servicio es proporcionar una vivienda alternativa a aquellas personas, que por circunstancias diversas no pueden residir con su familia, establecer un plan de transición a viviendas progresivamente más normalizadas; plan que consta de tres fases:

– Viviendas tuteladas.

– Vida independiente.

– Vivienda ordinaria.

Viviendas tuteladas

Las viviendas que la asociación tiene bajo su tutela se abrieron en 1987 (para residentes masculinos) y 1989 (para residentes femeninos), como fórmula para avanzar en la integración social de las personas con discapacidad intelectual, procedentes en su mayoría del Centro Ocupacional “El Cid”.

El objetivo de esta iniciativa es conseguir un mayor grado de autonomía personal y social para las personas con discapacidad intelectual. Esto es, favorecer la adquisición de todo un conjunto de habilidades adaptativas que tenga como objetivo su plena integración en la comunidad.

Beneficiarios:

16 personas con discapacidad intelectual

Propiedad y gestión de las viviendas:

4 viviendas propiedad de la Junta de Castilla y León, APACID asume la gestión, organización y atención de las mismas a través de un Concierto de Reserva y Ocupación de Plazas en centros de servicios sociales para personas con discapacidad.

Objetivos Generales:

– Promover la adquisición de habilidades y recursos necesarios para que los residentes alcancen el mayor grado de autonomía posible, proporcionando a la persona con discapacidad un lugar adecuado para la vida, su mantenimiento y desarrollo personal.

– Fomentar que aquéllas personas con discapacidad intelectual que puedan desarrollar una convivencia autónoma, contando con determinados apoyos, puedan hacerlo de forma normalizada.

– Estimular la participación del residente en las actividades de la vivienda, con el objeto de facilitar su autonomía de relación dentro de la vivienda y con el propio entorno comunitario, a través de su inserción en círculos sociales normalizados.

Objetivos específicos:

– Asegurar unas óptimas condiciones de alojamiento, manutención, seguridad y asistencia sanitaria a los residentes.

– Conocer la realidad de cada una de las personas que viven en los pisos tutelados:

– Estimulando la colaboración de la persona deficiente en el desarrollo de programas individuales y/o colectivos, en orden a la creación de hábitos de autonomía e independencia personal, modificaciones de conducta, etc.

– Favoreciendo el reconocimiento del residente en su propia historia vital y en sus relaciones con la familia natural.

– Apoyar a cada residente de las viviendas tuteladas en el ámbito personal, familiar, laboral y social-relacional:

Ámbito personal: Fomentar las habilidades adaptativas de los residentes de la vivienda: comunicación, auto-cuidado, habilidades de vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, habilidades de auto-dirección, de salud y seguridad, de ocio y tiempo libre y de trabajo

Ámbito familiar: Implicar a la familia natural del residente en el seguimiento y resolución de conflictos que surjan en las viviendas, evitando así el desarraigo del residente de su familia.

Ámbito laboral: Estimular el establecimiento de actitudes positivas hacia la actividad laboral como medio para el desarrollo personal y social.

Ámbito social-relacional: Fomentar el sentido de responsabilidad del residente en el mantenimiento de una sana convivencia, así como el auto-gobierno, en la medida de la propia capacidad del mismo, y la participación en las actividades de ocio y tiempo libre organizadas desde la comunidad.

– Desarrollar la afectividad, expresividad, creatividad y sociabilidad, favoreciendo las relaciones estables, la convivencia y la cooperación con el resto de los residentes

• Actividades

Estos objetivos se cumplen a través del desarrollo de las siguientes actividades:

– Cuidado y seguridad personal del residente.
– Alojamiento, manutención, asistencia higiénica.
– Servicio de habitación, limpieza.
– Entrenamiento en habilidades domésticas y de cuidado personal.
– Entrenamiento en habilidades de manejo en la comunidad.
– Realización de actividades de ocio y tiempo libre con participación en la    Comunidad.
– Desarrollo de la comunicación y relaciones personales

– Apoyo a las familias, facilitando la información, orientación e instrucciones necesarias en relación con el beneficiario y el funcionamiento del centro.

• Recursos Humanos

– Comisión de Seguimiento y Control: formada por dos miembros de la Junta Directiva y la presidenta de la asociación.
– Equipo Técnico: formado por el psicóloga y la trabajadora social de la Asociación 
– Profesionales de atención directa: cinco profesionales de atención directa, con la categoría de cuidadores. 

Vida independiente

En Julio de 1998, la Asociación puso en marcha un nuevo proyecto de vivienda alternativa, acorde con los objetivos delimitados por las diversas iniciativas legislativas vigentes tanto en un marco nacional como comunitario. La finalidad de esta modalidad de residencia es proporcionar apoyo a personas con discapacidad intelectual en el desarrollo de un amplio abanico de habilidades que les permita ser social y económicamente independientes.

 

El programa de vivienda de vida independiente está diseñado para aquellas personas con discapacidad en vías de integración laboral que han alcanzado tal grado de autonomía e independencia personal que, por un lado, cuentan con un empleo estable y, por otro, necesitan no tanto una tutela continua, cuanto una supervisión intermitente que les permita alcanzar grados progresivamente mayores de autonomía, toda vez que un apoyo en la resolución de las dificultades de todo orden que puedan surgir bien en la convivencia, bien en todo lo referente a las Actividades de la Vida Diaria; en definitiva, un apoyo en las denominadas habilidades adaptativas, que les permitan vivir solos permanentemente.

Las actividades que se realizan es este tipo de viviendas son:

Actuaciones dirigidas a garantizar la vida privada y el equilibrio emocional y afectivo

o Actuaciones dirigidas a mantener, desarrollar e incrementar la autonomía de los residentes a través de:

 

  • Planes de intervención grupales que fomenten el autogobierno de la vivienda por los propios residentes.
  • Actividades de organización de las tareas del hogar.
  • Sistemas de control de cumplimiento de dichas tareas.
  • Técnicas de resolución de conflictos. o Actuaciones que impliquen una mayor integración socio-cultural de las personas con discapacidad, a través de planes de intervención en actividades de Ocio y Tiempo Libre, fundamentalmente a través de los servicios normalizados de la comunidad 

Las personas que superan esta fase de vivienda pasan a residir en vivienda ordinaria donde desde la Asociación se sigue realizando un seguimiento.

•  Beneficiarias/os: 9 personas con discapacidad intelectual.

• Propiedad y gestión de las viviendas: 2 viviendas propiedad de APACID, quien asume la gestión, organización y atención de las mismas a través de un Convenio con la Junta de Castilla y León – Convenio de Colaboración para el desarrollo del Programa de Viviendas Alternativas para personas con Discapacidad en vías de integración socio-laboral.

• Objetivos:
– Proporcionar apoyo a adultos con discapacidad intelectual, con necesidad de apoyos ligeros para la vida diaria, a través del desarrollo e implementación de planes de desarrollo personal.

– Fomentar que personas con discapacidad en vías de integración socio-laboral, que habiendo alcanzado un nivel de autonomía adecuado, puedan desarrollar una convivencia de forma normalizada en el ámbito de su comunidad.
– Desarrollo de un amplio abanico de habilidades adaptativas que les permita ser social y económicamente independientes: comunicación, auto-cuidado, habilidades de vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, habilidades de auto-dirección, de salud y seguridad, de ocio y tiempo libre y de trabajo.
– Facilitar la transición a viviendas progresivamente más normalizadas de personas con retraso mental.

 • Actividades

Estos objetivos se cumplen a través del desarrollo de actividades que irán encaminadas fundamentalmente a la adquisición por parte de los residentes de habilidades adaptativas:

– Actuaciones dirigidas a garantizar la vida privada y el equilibrio emocional y afectivo
– Actuaciones dirigidas a mantener, desarrollar e incrementar la autonomía de los residentes a través de:

 Planes de intervención grupales que fomenten el autogobierno de la vivienda por los propios residentes.
Actividades de organización de las tareas del hogar.
Sistemas de control de cumplimiento de dichas tareas.
Técnicas de resolución de conflictos.

– Actuaciones que impliquen una mayor integración socio-cultural de las personas con discapacidad, a través de planes de intervención en actividades de Ocio y Tiempo Libre, fundamentalmente a través de los servicios normalizados de la comunidad (Centros de Acción Social, Centros Cívicos, Asociaciones y otras de servicios públicos y/o privados).

• Recursos Humanos

  – Comisión de Seguimiento y Control: formada por dos miembros de la Junta directiva y el presidente de la asociación.
– Equipo Técnico: formado por el psicóloga y la trabajadora social  de la Asociación. 

Si necesitas algo
contacta

Política

9 + 6 =